Antes de entrar en materia y abrir uno de los debates más polémicos de la sociedad, hay que entender primero qué es una fruta y qué es una verdura.

La fruta, con respecto a la verdura, se diferencia principalmente por el hecho de tener semillas, mientras que las verduras no las tienen.

Una vez aclarado esto, hay que saber que el deber de un fruto es proteger a la semilla mientras esta está en proceso de desarrollo; y la función del fruto, además de proteger a la semilla, también es la de servir de alimento.

Por lo tanto, una vez hemos aprendido estos detalles fundamentales, está claro que el tomate es una fruta y no una verdura.

WhatsApp Haz tu pedido por WhatsApp ya.