Todos hemos escuchado alguna ver el término «fruta de temporada» y sobre eso vamos a hablar en el próximo artículo, sobre la importancia de la elección de la fruta en función de la estación del año en la que nos encontremos.

Y es que por mucho que nos guste una fruta, no siempre vamos a poder consumirla. Si quieres sandía en Navidad, difícil; y lo mismo pasa si quieres mandarinas en verano, que su momento llega en invierno.

¿Qué debes de tomar en…?

Invierno: la fruta que se recomienda para combatir el frío es aquella que esté repleta de mucha vitamina C, como el limón, la mandarina o la naranja. Sus propiedades ayudarán a tu organismo a que no caiga enfermo con las bajas temperaturas.

Otoño: las granadas, membrillos, uvas, caquis, moras y frambuesas son las más destacadas gracias a ser una fruta cargada de vitaminas y antioxidantes.

Primavera: en los meses que ya empieza a entrar el calor, la fruta es lo que más apetece. Fresas, albaricoques, nísperos o cerezas son las más apropiadas.

Verano: fruta llena de jugo que ayude a soportar las altas temperaturas y nos hidraten ante la pérdida de líquidos. Sandía, melón, melocotón o nectarinas.

WhatsApp Haz tu pedido por WhatsApp ya.